5 maneras de comer saludable con carne

En octubre llega el frío y todos queremos resguardarnos con un buen plato caliente y nuestra serie favorita. Sin embargo, siempre podemos caer en excesos, por lo que si lo que buscas es comer saludable mientras disfrutas de tu carne favorita, ¡te vamos a demostrar que no es incompatible!

Indicación Geográfica Protegida, sinónimo de comer saludable

España es un país que destaca por carnes de gran calidad y muestra de ello es que algunas tienen el sello de Indicación Geográfica Protegida. Este sello no solo garantiza que la carne es de la mejor calidad, sino que tiene unas características propias y únicas que la diferencian del resto. El lugar de cría, el trato que se le da al ganado y la enorme mano de obra humana que trabaja para llevar el mejor filete a tu mesa, son garantía de que es posible comer saludable sin complicarse.

Carnes de la Sierra de Guadarrama con su sello de Indicación Geográfica Protegida, te asegura que su ganado es alimentado en pastos durante toda su vida y nunca es tratado con hormonas y antibióticos.

Elige cortes con poca grasa para comer saludable

El corte de la carne influye en la cantidad de grasa que ingerimos. Por eso cuando compres carne de res busca cortes ‘’magros’’ que tengan un porcentaje de grasa inferior al 3%, como son el peceto, el cuadril o la bola de lomo. 

Además, antes de cocinarla, observa si tiene algo de grasa y haz los recortes necesarios para eliminarla.

Evita las parrilladas

Si lo que quieres es comer saludable, cocinar la carne a temperatura muy alta o freír en la sartén es tu mayor enemigo. Lo mejor es cocinar la carne lejos de la llama, vigilar el fuego, girar y mover la carne constantemente para evitar que se queme. 

¡Tu mayor aliado es el horno! Gracias a este aparato tu carne tendrá mejor sabor que nunca sin la necesidad de añadir demasiados condimentos y especias. La carne también conservará sus nutrientes, al generarse una capa alrededor del alimento que permite que las vitaminas no escapen. 

Además, si cocinas al horno, utilizarás menos aceite, consumiendo muchas menos calorías. Y si no te convence esta forma, ¡a la plancha vuelta y vuelta!

La guarnición, tu salvación para comer saludable

Aunque alguna vez frías la carne, nunca está de más acompañarla de una guarnición más sana para dar un toque fresco a tu plato y generar un mayor contraste de sabor. 

Por ejemplo, cambia las recurrentes patatas fritas por unas sabrosas patatas asadas o un brócoli al vapor con una textura suave y delicada. Zanahoria, pimiento o incluso setas son algunas de las mejores guarniciones para acompañar a tu carne. 

Para comer saludable lo ideal es que la carne ocupe un cuarto del tamaño de tu plato en forma de filete o en tiras, o que la ración no sea superior a los 125 gramos ¡El resto puedes combinarlo con todos los alimentos antes mencionados!

Practica el ‘Mindful Eating’

La mayoría de ocasiones pensamos que comer saludable solo tiene que ver con el alimento que nos llevamos a la boca. Sin embargo, también puedes mejorar tu dieta si consumes la carne de otra manera. 

Come sentado y sin prisa, masticando y saboreando bien cada trozo. No corras por acabar, pues este proceso, aunque resulte difícil de creer, hará que digieras la carne de mejor manera y que siente muchísimo mejor a tu organismo. 

Comer carne puede ser un hábito saludable que incorporemos en nuestro día a día si tenemos los trucos perfectos y las ganas y las ganas de comer bien. Y a ti, ¿qué consejo te ha sido de mayor utilidad? Sigue atento a nuestras redes sociales para conocer más sobre el mundo de la carne y no te olvides de leer y compartir nuestro post. ¡Nos vemos muy pronto, meatlover!

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.